lunes, 5 de septiembre de 2011

La lechuga, perfecta para cosechar en casa

La lechuga es un cultivo ideal para huertos urbanos pues es sencilla de cosechar, lo podemos hacer en cualquier momento del año, no requiere macetas de gran tamaño, no tiene muchas exigencias ni requiere muchos cuidados,  y nos permite en poco tiempo estar comiendo algo que plantamos nosotros mismos, durante mucho tiempo. A continuación una pequeña guía para cultivar lechugas en recipientes.

¿Cómo plantarla?
            A diferencia de otras hortalizas que nos obligan a realizar bastante trabajo previo a la siembra, la lechuga no tiene muchas exigencias sobre el sustrato.  Como cualquier otra verdura de hoja, ve favorecido su crecimiento si la plantamos en una tierra rica en materia orgánica, pero lo cierto es que se desarrolla sin inconvenientes en sustratos de menor calidad.
De todas maneras, si queremos preparar un sustrato ideal para este cultivo debemos procurar que sea ligero y con buen drenaje (para eso debemos removerlo bien y, si podemos conseguir, agregar un poco de arena y perlita).
            El sumarle compost o alguna otra forma de materia orgánica, la perlita y el trabajar la tierra influirán además en uno de las características más importantes que debe tener la tierra en que las plantamos: el drenaje.
            Sobre el recipiente donde sembrarlas, como ya hemos anticipado una de las ventajas de esta especie es que no requiere mucho espacio. Esto se debe a que tiene una raíz corta, la máxima profundidad que puede alcanzar es 25 centímetros, pero incluso se las suele cosechar mucho antes que alcancen ese tamaño.
lechuga en maceta
Perfectamente podríamos decir que se puede plantar una lechuga en cualquier maceta mayor a los 20 centímetros. Como se ve en algunas de las fotos, las típicas macetitas rectangulares de alrededor de 15 centímetros pueden servirnos para su cultivo. Desde ahí, las posibilidades dependen de nuestra imaginación (a modo de ejemplo, muchos las plantan en cañerías plásticas, haciendo agujeros por el que crece la planta).
Otra de las ventajas que tiene es que en general se la puede plantar en cualquier momento del año, aunque existen variedades que no.
            En este sentido, lo favorable de esta planta es que si bien se la puede ver chiquita y frágil, resiste increíblemente bien el frío y las altas temperaturas. En términos estrictos, se suele marcar que puede soportar desde los -6º centígrados hasta los 30.
            Es ideal para las estaciones más frías, donde se reducen los cultivos que podemos desarrollar.
            También hay que destacar que no es una especie que requiera demasiadas horas de sol directo,
La lechuga es una hortaliza cuyo cultivo puede iniciarse en almácigo o semillero, aunque a mí me suele resultar bien la siembra directa. Si optamos por la primera opción, debemos esperar a que tenga por lo menos cuatro hojas antes del trasplante (yo, por las dudas, espero un poco más).
ejemplo de asociación de lechuga y raiz
Por último debemos considerar que asociaciones podemos desarrollar para aprovechar al máximo el lugar que tenemos, que en nuestra caso suele ser escaso. La lechuga tiene dos características que debemos analizar: es una planta de hoja y de ciclo corto (de rápido crecimiento, se desarrollará más abajo).
En este sentido, hay que buscar asociarla con plantas de desarrollo más lento, con alguna de fruto o raíz o que combinen estas características.
Siguiendo esta idea, se suele recomendar plantar junto al puerro, la cebolla de verdeo, el rabanito o la zanahoria. Otras asociaciones posibles son: pepino, cebolla, tomate, remolacha, apio, espinaca, acelga, chaucha, arveja.
Cuidados
            Cómo ya mencionamos, no es una planta que nos exija estar muy encima.
            Prácticamente no tiene plagas, en mi experiencia, sólo puedo comentar que alguna vez que aparecieron pulgones, pero nada más y sin mayores problemas.
            Lo único que debemos cuidar es que no le falte agua, sobre todo en épocas de calor. Para saber cuándo regar, debemos recordar la recomendación básica de tocar la tierra y ver si está húmeda o no. En el caso de la lechuga, suele convenir riegos cortos y frecuentes, los cuales además favorecen el crecimiento de las hojas.
            Un inconveniente que puede aparecer, en épocas de mucho calor, es que enseguida el tallo crezca hacia arriba (de ahí le salen unas flores chiquitas que todas juntas se ver muy lindas); lo que yo suelo hacer es cortarlo en cuanto aparece, aunque se debe dejar si queremos producir semillas.
            En lo que refiere al abono, si el sustrato estuvo bien preparado no debería ser necesario, aunque podría beneficiar abonar una vez que la planta ya está formada y tiene varias hojas.

La cosecha:
            Otra de las razones por las que se recomienda el cultivo de lechugas para nuestra huerta en casa es todo lo que se refiere a su cosecha.
            Por un lado, en muy poco tiempo ya podemos estar comiendo una ensalada casera, pues la primera cosecha se puede realizar a pocos meses de la siembra (en verano, puede llegar a ser antes de los tres meses).
            Esto se da por su desarrollo. Inicialmente empieza lento (germina rápido pero luego tarda bastante en generar sus primeras hojas), pero una vez que ya tiene cuatro o cinco hojas bien formadas,  comienza a acelerar su desarrollo.
            Una vez que la planta ya está bien formada, es impresionante cómo crece. Te queda la sensación que te vas a acostar y al otro día por la mañana ya tiene uno hoja nueva de muy buen tamaño.
            La otra ventaja está en la forma en que podemos cosecharla. Si bien podemos cortar la planta entera, cortando la base del tallo con un cuchillo filoso y tener u producto igual al comprado en la verdulería –mejor dicho mejor, porque será orgánico, más sano, más gustoso y de mejor color-; lo interesante es ir cortándole hojas cuando vayamos necesitando y así la planta continuará creciendo (la planta no suele resentirse por la poda).
            Si tenemos más de una planta, podemos hacer esto de manera más escalonada y lograr un buen abastecimiento durante todo el año. También conviene planificar siembras escalonadas.
            Si deciden realizar la cosecha entera, de todas maneras sigan regando y esperen un poco porque es posible que con la raíz y la base del tallo la planta pueda brotar de nuevo.
            Para cerrar el tema de la cosecha, sólo queda comentar una técnica, que algunos llaman blanqueo pero que también escuché con otro nombre, que tiene por objetivo lograr esas hojas internas de color más claro que son tan tiernas y ricas. Simplemente se debe atar la planta unos días antes de la cosecha, para que las hojas interiores no reciban sol.

Ahora sólo falta animarse y plantar
La idea de este artículo fue describir un poco cómo podemos cultivar una planta de lechuga en casa.
Como se ha podido ver, si logré mi intención, se trata de un cultivo muy sencillo, por lo que es ideal para aquellos que están con ganas de empezar una “huertita” en maceta en su casa y no terminan por decidirse.
En pocos meses, tendrán una hermosa planta de lechuga cultivada por ustedes mismos, podrán comer algo que plantaron y cosecharon con sus propias manos, una experiencia que te cambia la cabeza.
No me queda más que desearles suerte!  Les dejo tres fotos donde puede realizarse unseguimiento del desarrollo de la lechuga (además se entiende la importancia de asociar una planta de ciclo corto con otra de desarrollo mucho más lento:
lechuga con ajo




Fuentes:
  • http://www.infoagro.com/hortalizas/lechuga.htm
  • http://fichas.infojardin.com/hortalizas-verduras/lechugas-lechuga-iceberg-lechuga-romana.htm
  • http://www.inta.gov.ar/pergamino/actividad/prohuerta/lechuga.htm
  • http://www.horturba.com/castellano/cultivar/ficha_cultivo.php?ID=20

13 comentarios:

  1. Me gusto tu post, estoy tratando de sembrar algunas lechugas en mi casa, espero tener exito...

    ResponderEliminar
  2. Hola me interesa el tema y quisiera comentar que yo compre unas semillas de lechuga en una tienda comercial y comencé la siembra en unas macetas largas, mi falta de experiencia me llevó a trasplantar las pequeñas plantas de apenas unos 3 ó 4 cm a unos recipientes individuales en donde pensé que no resistirían por haberlas sacado, pero resistieron y ahora tienen unos 10 cm de alto. También inicie la siembra individual en vasos de plástico una semilla por vaso. Estas ya tienen unos 2 cm de alto. Mi pregunta en concreto es si esto esta bien y tendré oportunidad de que se desarrollen correctamente o definitivamente las tengo que dejar el la maceta larga?. Por otro lado que tipo de abono que enriquezca la tierra debo usar o comprar. Saludos. Mi correo gmontaudon@yahoo.com.mx

    ResponderEliminar
  3. Hola!! despues de mucho tiempo y buenas intenciones me puse a querer tener mi huerta, como buena inexperta, compre semillas las hice germinar pero... por apurada, igual a lo que le sucedio a la persona que escribio antes que yo, ME APURE!! no se como va a salir esto, asi que ahora tengo en casa un regaderos de germinaciones por toda la casa, cebolla verde, tomates, Gracias por estos consejos tengo la esperanza que no se perderan la lechuguitas que hoy transplante.

    ResponderEliminar
  4. ¿Qué tipo de lechugas recomiendas sembrar ahora en verano? Lo digo porque ahora tengo un par de tipos de lechugas: la romana y la maravilla de verano y parece ser que ninguna de las dos no soporta la fuerte insolación que estamos sufriendo durante esta época en el levante español

    ResponderEliminar
  5. Yo sembre unas semillitas de lechuga hace 2 dias y ya kiero verlas nacer :-) no puedo esperar. Lo ke no me keda claro es cuantos dias tarda para emezar a nacer las semillitas????

    ResponderEliminar
  6. Para ser internas las lechugas necesitan ser de un cierto tipo? toman un buen tamaño o son mas bien chicas?

    ResponderEliminar
  7. Hola, que bueno saber que existen más personas como yo que gustan de tener un huerto hurbano en en casa. No llevo tanto como tu, pero tal vez podamos compartir algunos datos o descubrimientos. Mi blog es http://historiasdemihuertiurbano.blogspot.com te espero!

    ResponderEliminar
  8. Tengo mi pequeña huerta en la playa ,pero no tenia ni idea como cosecharlas,con esto me queda mas claro, pero me falta la cosecha de albahaca, cuando se corta o poda? y las acelgas son como las lechugas?????????

    ResponderEliminar
  9. Hola, felicidades por tu trabajo y gracias por compartirlo, me sirve bastante para iniciarme en la siembra de lechugas en casa, voy a intentarlo, hasta luego.....

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por los consejos y sugerencias para la huerta. Vivo en la llanura pampeana de la Argentina y su suelo es rico para cualquier producción MENOS PARA LAS LECHUGAS! salen feas, largos tallos y raíz al aire. Tienen abono de compos, tierra aireada, riego, etc. pero salen re feas. Seguiré los pasos de acá y veremos que resulta porque me encantan las verduras y tengo muchas variedades en ella, saludos

    ResponderEliminar
  11. Que buena vibra gracias!!
    Buena cosecha

    ResponderEliminar
  12. Hola interesante informacion, quisiera saber como tratar las plagas porque he notado que las lechugas que sembre tienen agujeros como si algun animalito se la estuviera comiendo a parte algunas tienen las hojitas amarrillas pálidas y otras el borde de color marron -negro -amarillo. Como si se estuviera machitando :( no se porque, las riego cada tres dias y las saco al.sol en las mañanas. Algunas recomendación??? Quiero mis lechugas grandes grandes verdes y hermosas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tus lechugas necesitan nutrientes por eso tienen ese color,
      también mis lechugas tenían plaga, con un atomizador y solo agua, las estuve roceando por varios días a diferentes horas y la plaga se murió.

      Eliminar

Post relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...